Sobre el proyecto

En Liant la Tela, estamos convencidos de que la moda es como la vida misma, siempre en movimiento. Nosotros la moldeamos, desafiando lo que las grandes industrias nos quieren imponer y ofreciendo una perspectiva fresca en el mundo de la moda actual.

La verdad es que no hace falta tener un montón de prendas distintas cada temporada. Una prenda de calidad puede ser tu compañera durante mucho tiempo, adaptándose a tus gustos y a lo que está de moda en cada momento. Esto no solo significa que ahorras, sino que también reducimos la cantidad de residuos que generamos.

En Liant la Tela, creamos complementos y ropa con un diseño único para toda clase de personas. Usamos materiales locales y rescatados, lo que le da un toque especial a cada pieza y ayuda al medio ambiente.

Pero aquí no acaba todo. Queremos darte las herramientas para que seas autosuficiente en la moda, que puedas crear y arreglar tu propia ropa. ¿Te imaginas? Ser tu propio diseñador. Te acompañamos en ese camino para que puedas expresarte a través de la ropa que usas y marcar tendencias en la calle.

¿Te resuena esta propuesta? Si es así, únete a nosotros en Liant la Tela. Juntos, podemos darle un nuevo giro al mundo de la moda de una manera que realmente importa.

Sobre mí

Soy Toni, originario de Barcelona, y la mente creativa detrás de Liant la Tela, un espacio donde las telas cobran vida.

Mi historia con la costura se remonta a mi infancia de veranos en casa de mi tía paterna. Fue a los 8 años cuando, con entusiasmo, cosí mi primer estuche de tela, adornado con dos botones dorados que cerraban con elegancia. Sin embargo, mi pasión por la costura tomó un giro más serio a los 18/19 años, cuando sentí la necesidad apremiante de dominar este arte. Me sumergí en la confección de vestuarios, dando vida a prendas que cobraban vida en animaciones y actuaciones. Pantalones para zancos, chalecos llenos de colores vibrantes… cada puntada era una aventura.

Comencé desde cero, con escasa experiencia y una habilidad rudimentaria. Aunque los resultados no siempre eran perfectos, cada costura era un paso en mi viaje. Recuerdo los días en los que coser a mano era la norma y cada prenda llevaba una parte de mí.

Un punto de inflexión llegó cuando una antigua máquina de coser Werthem entró en mi vida. Al principio, fue un desafío desalentador. Mis intentos de ponerla en funcionamiento parecían condenados al fracaso. Incluso llegué a llamar a un técnico para repararla, solo para descubrir que el problema era tan simple como enhebrarla correctamente y ajustar las tensiones. Aprendí que la perseverancia y el conocimiento son las claves de cualquier éxito.

No fue sino hasta años después que me embarqué en clases de costura y patronaje. Mi primer paso fue una pequeña academia, un año que marcó el inicio de mi viaje. Pero mi búsqueda de conocimiento no se detuvo ahí. Me aventuré a la Escola de la Dona, donde me sumergí en el mundo del patronaje y la costura. Aunque el término «patronaje y costura» es modesto, el currículo abarcó mucho más, nutriendo mi pasión y enriqueciendo mis habilidades. Y a día de hoy, mi sed de aprendizaje persiste, siempre inmerso en cursos y talleres que exploran los rincones de la moda y la creación.

Desde aquel primer estuche dorado hasta las prendas que dan vida a Liant la Tela, mi viaje ha sido una mezcla de perseverancia, curiosidad y un amor apasionado por transformar telas en obras de arte. ¡Bienvenidos a mi mundo creativo!